Bienvenida(o)

UNA PROMESA RENOVADA PARA LAS AMÉRICAS:

Reduciendo inequidades en la salud reproductiva, maternay del niño

Orígenes del movimiento mundial de Una Promesa Renovada

En los últimos 50 años, el mundo ha presenciado una extraordinaria disminución de 70% en la mortalidad infantil y una reducción del número de defunciones de menores de 5 años de casi 12 millones en 1990 a menos de 7 millones en 2011. También se han reducido casi en 50% las defunciones maternas, puesto que la razón de mortalidad materna mundial disminuyó de 400 defunciones por 100.000 nacidos vivos a 210 en 2010, lo que representa una tasa anual de reducción de 2,3% entre 1990 y 2010. A pesar de este progreso, está pendiente un laborioso trabajo para acabar con los millones de muertes evitables de madres y niños que todavía ocurren anualmente, sobre todo en los países en desarrollo del mundo. El logro de esta meta requerirá mayor uso de intervenciones asequibles y de gran impacto, fortalecimiento de los sistemas de salud que apoyan esas intervenciones y cierre de las grandes brechas de equidad en salud de la madre, el recién nacido y el niño, dentro de los países y entre ellos.

Del 14 al 15 de junio del 2012, más de 80 gobiernos y asociados de la sociedad civil, las organizaciones religiosas y el sector privado se reunieron en Washington, D.C., en la conferencia del Llamado a la acción sobre la supervivencia infantil  para lanzar una iniciativa mundial reactivada y sostenida con el fin de acabar con las defunciones infantiles prevenibles. Este foro de alto nivel fue convocado por el UNICEF y los Gobiernos de los Estados Unidos, Etiopía y la India porque, por primera vez en la historia, tenemos el conocimiento necesario para alcanzar esta meta. El nuevo movimiento mundial se denomina “Una Promesa Renovada” y abarca la salud reproductiva y la salud de la madre y del niño. Hasta el 2 de noviembre del 2012, 175 gobiernos alrededor del mundo, incluso 32 de América Latina y el Caribe, habían firmado el compromiso de la Promesa Renovada, y se han celebrado varias conferencias regionales y en determinados países con objeto de preparar hojas de ruta específicas de la región o de los países que permitan entender estos compromisos. El movimiento de la Promesa Renovada reconoce que el mejoramiento de la salud de la madre y el  niño es fundamental para el desarrollo económico y social; además,  el hecho de acabar con las defunciones evitables de la madre y el niño sería una gran victoria moral.

Una Promesa Renovada para las Américas: enfoque en los propios retos y recursos de la Región

La Región de las Américas ha tenido un gran éxito en la reducción de la mortalidad maternoinfantil en últimos decenios y ha aportado una variedad de intervenciones y métodos fructíferos para fomentar la comprensión de la forma de reducir eficazmente las defunciones y de promover la salud en el ámbito internacional. Sin embargo, las metas de eliminar las defunciones maternoinfantiles evitables y asegurar que todos los niños reciban el apoyo necesario para crecer están lejos de alcanzarse en la Región. En efecto, algunos de los retos más difíciles están aún por abordarse precisamente porque los niños y las madres más vulnerables son el grupo al cual es más difícil llegar con servicios de atención de salud de calidad y con mejoras en los determinantes socioeconómicos fundamentales de la salud.

Los días 10 a 12 de septiembre del 2013 se celebró en la Ciudad de Panamá, Panamá, una conferencia regional para América Latina y el Caribe con el fin de evaluar los desafíos en materia de salud maternoinfantil particulares de las Américas y galvanizar el compromiso para abordarlos.  Esta conferencia reunió a representantes de alto nivel de toda la Región para definir un camino futuro que permita subsanar las principales inequidades en materia de salud reproductiva y salud de la madre y el niño persistentes en las Américas. La conferencia fue patrocinada por una asociación sin precedentes de siete organismos comprometidos a reducir estas inequidades en la Región. La OPS/OMS fue la Secretaría Coordinadora de esta reunión en colaboración con el Gobierno de Panamá.

En América Latina y el Caribe, la rápida disminución del financiamiento de los organismos donantes  asigna particular importancia crítica a la movilización de la gran capacidad y los numerosos recursos propios de la Región para abordar grandes disparidades de larga data  en salud reproductiva y salud de la madre y el niño. Las máximas prioridades incluyen la reducción de la mortalidad materna e infantil de las poblaciones desfavorecidas, el fortalecimiento de los sistemas nacionales de información corriente para vigilar la eficacia y focalizar la inversión, y la ampliación del apoyo político y financiero dado a estas actividades.

La conferencia sobre  Una Promesa Renovada para las Américas proporcionó un foro regional para celebrar los éxitos, examinar las tendencias de la salud reproductiva y la salud de la madre, el recién nacido, el niño y el adolescente en la Región de las Américas e identificar las intervenciones clave y los cambios estratégicos necesarios para reducir las inequidades persistentes en el ámbito de la salud. La reunión ayudó a galvanizar los esfuerzos regionales para acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) 4 y 5 para el 2015 y contribuir a la preparación de la Agenda para el desarrollo después de 2015. La reunión también vinculó formalmente a las Américas con el movimiento mundial de “Una Promesa Renovada” para eliminar las defunciones maternoinfantiles prevenibles en el año 2035.